BLOG

Concluimos con éxito la residencia-hogar de acogida de menores en Valencia .

por | Jul 29, 2021 | La Fundación

Concluimos con éxito la residencia-hogar de acogida de menores en Valencia

Colaboración de la Fundación Educatio Imprimis con la Archidiócesis de Valencia y Cáritas diocesana de Valencia.

Desde la Fundación Educatio Imprimis concluimos con éxito la colaboración con la Archidiócesis de Valencia y Cáritas diocesana de Valencia. El fruto es la puesta en marcha de una residencia-hogar de acogida de menores en situación de desprotección.

La idea de este proyecto nace en el año 2017 de la mano de Monseñor Arturo Ross (obispo auxiliar de Valencia). Un proyecto apasionante y necesario para cumplir, según las palabras del obispo:

“con el compromiso que tiene la Iglesia de responder ante las nuevas pobrezas emergentes”.

En la Fundación, tras un análisis de viabilidad, iniciamos un intenso trabajo en equipo con la Archidiócesis de Valencia y Cáritas diocesana de Valencia. Para materializar este proyecto se designa un convento en Torren de las religiosas dominicas, y que es rehabilitado para este fin.

 

¿En qué ha consistido el trabajo de la fundación Educatio Imprimis?

En la Fundación hemos participado en la creación de un modelo de centro residencial ideal para las necesidades de estos menores.

El modelo se caracteriza por su carácter educativo y terapéutico. Hemos reflejado la integración e innovación inspirada en la Doctrina Social de la Iglesia y en el Modelo de Acción Social de Cáritas.

En Educatio Imprimis prestamos servicios de asesoría y acompañamiento global (jurídico, financiero, técnico, documental, estratégico, organizacional, y de selección, formación y gestión del personal…). Esta cooperación ha tenido lugar desde la concepción del proyecto hasta la actualidad.

En estos momentos se está tramitando el segundo paso de un sueño compartido: la puesta en marcha de un hogar de emancipación que dé continuidad a este sueño ya real.

 

La residencia-hogar Mare de Déu es un sueño, un hogar para los menores.

La residencia-hogar “Mare de Déu, dels Desamparats i dels Inocents” abrió sus puertas el 12 de diciembre de 2020, con capacidad para acoger a 24 menores. Es centro concertado para un Programa migratorio.

Es un sueño cumplido por atender a menores de 12 a 18 años que necesitasen sentirse acogidos. Dignos de ser amados y queridos, atendidos en sus heridas, acompañados en su proceso de maduración, educados y empoderados. Así tendrán la oportunidad de ver cumplido un proyecto de vida personal y profesional. Este sueño es hoy toda una realidad. Como dice D Arturo:

“soñábamos que esto sería algún día realidad y hoy es infinitamente mejor de lo que pensamos”.

El centro está cumpliendo todas las expectativas por su buen funcionamiento. En él se normaliza la vida cotidiana de los menores y se cubren sus necesidades. Se busca en todo momento crear vínculos con cada uno de estos niños, adolescentes y jóvenes.

Los principales objetivos de la residencia-hogar Mare de Déu son:
    • Acompañar a los menores desde la escucha respetuosa, paciente y compasiva.
    • Generar en ellos competencias por encima de las deficiencias
    • Desarrollar un proyecto funcional enfocado a la pedagogía de la vida, la integración social y la incorporación laboral.

Es verdad que hemos trabajado mucho. Hemos compartido esperanzas, muchas alegrías y también múltiples dificultades que se han incrementado con la situación de pandemia. Pero si hoy estamos donde estamos es gracias a un trabajo en equipo. 

 

Agradecemos desde la dirección de Educatio Imprimis

Como directora de la fundación (M.ª Eugenia Aguado); quiero agradecer públicamente el intenso trabajo de mi equipo. Entre los que destaco a Jesús María Piedelobo y a Pilar. Que ha establecido una estrecha colaboración con el equipo directivo del Hogar, con Pablo Mascaró y Lidia Matamoros, y con el equipo directivo de Cáritas, con Nacho Grande, Fani Raga, Aurora Aranda y Rosa Medina.

Y sobre todo agradezco la humanidad, el liderazgo y la visión de nuestro estimado Monseñor Arturo Ross. Persona esencial que ha impulsado y sostenido el proyecto en todo momento.

Aunque siempre hay que trabajar en clave de mejora continua. Creemos que podemos sentirnos todos orgullosos. No tanto por los premios conseguidos ni por las numerosas visitas institucionales recibidas en tan poco tiempo de funcionamiento. Sino porque, de verdad, hemos creado una “comunidad de hogares”.

Creemos que es un proyecto único, más allá del modelo de gestión implementado y la calidad de sus servicios. Lo es por la experiencia educativa y vivencial que ofrece y por el personal que lo hace posible, a partir de su filosofía, modelo educativo y terapéutico.

Termino copiando unas palabras del Papa Francisco (Christus vivit, 217), incluidas en el prólogo de nuestro Modelo de Estilo Educativo del Hogar:

“Crear hogares… es permitir que la profecía tome cuerpo y haga nuestras horas y nuestros días menos inhóspitos, menos indiferentes y anónimos. Un hogar, y lo sabemos todos muy bien, necesita de la colaboración de todos. Nadie puede ser indiferente o ajeno, ya que cada uno es piedra necesaria en su construcción”.

ENTRADAS RECOMENDADAS

0 comentarios